Buscar
  • Seryoga

La importancia de la respiración consciente



"Cuando el Prana se mueve, Chitta (la mente) también se mueve. Cuando el Prana está tranquilo, Chitta también está tranquila. Por ésta quietud (del Prana) el Yogui alcanza la calma. Por lo tanto debe controlarse Vayu (el aire) " Hatha Yoga Pradipika



Al ser la respiración un proceso automático e involuntario, no le damos la importancia que se merece. Ocurre de manera natural en nuestro organismo y lo damos por sentado. Quizá sería interesante tomar conciencia que a través del manejo y la observación de la respiración, es posible modificar nuestro estado físico, mental y emocional. Debido a nuestro ritmo de vida, tendemos a respirar demasiado rápido. Una persona normal respira de 15 a 18 veces por minuto y la cantidad de aire inspirado es de 0.5 litros en cada respiración cuando nuestra capacidad total de inhalación puede ser de 6 litros.

Los practicantes de Yoga, intentamos aumentar la capacidad respiratoria y reducir el número de respiraciones. Esto provoca que nuestra sangre se oxigene, el corazón trabaje con menos esfuerzo, nuestra tensión arterial se regularice, los pulmones sean más flexibles, que el movimiento del diafragma sea el adecuado y favorezca el metabolismo y el funcionamiento del aparato digestivo. Y estos son sólo algunos de los beneficios a nivel físico, pero es evidente la relación entre el cuerpo, la mente, las emociones y la respiración. Ya que si surge algún cambio en nuestra mente, nuestra respiración lo va a registrar, la respiración se va a modificar de acuerdo con ese cambio. Por ésta razón, al trabajar directamente sobre la respiración, vamos a encontrar como el cuerpo, la mente y las emociones, llegarán a un mayor estado de calma y bienestar.

Según nuestra forma de respirar, existen tres tipos de respiración: - Respiración Abdominal. El aire se centra en el abdomen. Dirige tu atención al área del ombligo. Toma una inhalación lenta y profunda dejando que el abdomen se expanda. Al exhalar, el ombligo baja suavemente hacia la columna vertebral. Es la de mayor capacidad y para algunos el antídoto contra el estrés. - Respiración Torácica o Costal. La atención se centra en la zona de las costillas y el Tórax. Cuando inhalamos, las costillas se separan y la caja torácica se expande. Al exhalar, el pecho baja y las costillas se juntan. - Respiración Clavicular. Con la inhalación se eleva la zona clavicular. Se llena la parte superior de los pulmones. Es la respiración con menor aporte de oxígeno y menos capacidad. Es una respiración corta, muy común cuando estamos nerviosos. Al ser consciente de la respiración, puedes utilizar estos tres tipos de respiración a la vez y de forma voluntaria, es lo que llamamos Respiración Completa: - Respiración Completa. Combina los tres tipos de respiración Abdominal, Costal y Clavicular, lo que nos permite utilizar al máximo nuestra capacidad pulmonar. Con la inhalación, primero se expande el abdomen, después las costillas y por último las clavículas. En la exhalación, primero se relaja la zona clavicular, después las costillas y por último el abdomen.






PRANAYAMA. Prana = aire, respiración, fuerza vital. Yama = Control. El término sánscrito Pranayama (Control de la respiración) designa los ejercicios respiratorios del Yoga que conducen a la concentración y control del Prana. En las prácticas yoguicas existen varios tipos de Pranayama, hoy os propongo empezar a practicar Sama Vritti o respiración cuadrada: SAMA = igual, regular. VRITTI = movimientos, fluctuaciones. Por lo tanto el término alude a la capacidad de ésta respiración de suavizar los movimientos de la mente a través de una respiración regular. En éste Pranayama, igualaremos la inhalación y la exhalación. Cuando tengamos ésta fase controlada, incluiremos las retenciones en lleno y vacío. Si eres principiante, una buena forma de empezar, sería inhalar en 4 tiempos y exhalar en otros 4. Cuando te sientas cómodo, puedes incluir las retenciones. Cuatro tiempos después de inhalar y exhalar. Intentaremos igualar las cuatro fases, aunque las retenciones pueden generar tensiones si no estás acostumbrado. Por lo que puedes acortar la retención de aire a 2 tiempos y con la práctica seguro que te irás sintiendo más cómodo para alargar los tiempos. Con la práctica de Sama Vritti, aumenta el flujo sanguíneo, se oxigena cada músculo y órgano del cuerpo, aumenta la capacidad pulmonar, favorece el proceso de digestión, proporciona relajación física y mental y favorece la concentración. Espero que éste artículo te anime a poner más atención y cuidado a tu respiración, estoy segura que notarás los beneficicios a todos los niveles.


Namaste.


Irene Canal.

80 vistas2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo